Patología del nervio pudendo

 

¿Qué es?

Es un nervio que se encuentra en la región pélvica y que alcanza los genitales externos de ambos sexos y los esfínteres de la vejiga urinaria y del recto. Es uno de los responsables del placer sexual tanto en hombres como en mujeres.

El mal funcionamiento del nervio pudendo provoca molestias y dolor, trastornos de incontinencia fecal y urinaria, cambios en el comportamiento sexual o sensación de tener un dolor pélvico crónico. Esta patología limita la vida de los que la padecen, siendo más frecuente entre las mujeres, especialmente, a partir de los 40 años.

Causas del atrapamiento del nervio pudendo

Las causas pueden ser varias, destacando la práctica de deportes como el ciclismo o el levantamiento de pesas, un trauma o accidente, pasar mucho tiempo sentado, parto vaginal y episiotomía, radioterapia pelviana, defectos musculares u óseos, infecciones, herpes, fistulas anales.

Tratamiento del nervio pudendo

Una vez identificado el problema se pueden realizar varios tratamientos comenzando con la fisioterapia o rehabilitación del suelo pélvico, en caso de que no funcione se realizan bloqueos anestésicos del nervio pudendo. Es un tratamiento que mejora el dolor durante meses y cuando vuelve se repite el tratamiento.

La siguiente opción será la radiofrecuencia pulsada de los nervios pudendos que se practica en el quirófano con anestesia local. Este tratamiento mejora el dolor, pero no es definitivo y puede tener que repetirse al cabo de meses o años.

Cuando no han sido eficaces los tratamientos previos se plantea un implante de electrodos de estimulación sacra que consiste en un generador de impulsos que administra la energía para el alivio del dolor.

 

© Urólogo Dr. Andrés Rodríguez