Andropausia o Síndrome de Déficit de Testosterona.Consulte al Urólogo.

¿QUÉ ES LA ANDROPAUSIA?

La andropausia es el término coloquial empleado para definir el Hipogonadismo o Síndrome de Deficiencia de Testosterona, consiste en una disminución de los niveles de testosterona producida por los testículos, en hombres a partir de los 40 años, que se acentúa a edades más avanzadas, siendo uno de los principales problemas relacionados con el envejecimiento masculino. 

A diferencia de la menopausia femenina, la andropausia no va ligada a la ausencia de fertilidad en el varón; además la menopausia puede ser repentina y en cambio, la andropausia masculina es una transición lenta que puede durar varias décadas.

Andropausia o síndrome de déficit de testosterona

SÍNTOMAS

La testosterona influye en muchas funciones en el organismo masculino, no sólo en los órganos sexuales, sino también en los huesos, músculos, piel y cabello. Es posible que, el hombre sufra cambios a medida que disminuyen los niveles de testosterona:

  • más sensible de lo normal,
  • tener alteraciones del sueño,
  • pérdida de vello genital
  • cambio de actitud y estado de ánimo,
  • menor nivel de eyaculación y alteración en las erecciones
  • aumento de peso
  • desgaste de la densidad de los huesos

El hipogonadismo puede formar parte del denominado Síndrome Metabólico, en el que además de una deficiencia de testosterona existe: incremento del perímetro abdominal (obesidad central), hipertensión arterial, incremento de la glucosa en ayunas, incremento de las grasas de la sangre (triglicéridos y colesterol, con disminución del colesterol HDL). Este Síndrome Metabólico es un cuadro asociado a un notable incremento del riesgo cardiovascular, por lo que su diagnóstico precoz es muy importante. El Urólogo puede ayudarte a identificar precozmente este cuadro y a instaurar su tratamiento.

TRATAMIENTO

El tratamiento médico para reducir el problema que supone la andropausia requiere la reposición faltante de hormona testosterona. Para ello, se pueden aplicar inyecciones intramusculares, parches dérmicos o  geles en diversas partes del cuerpo.

Se recomienda someterse a exploraciones anuales con el Urólogo a partir de los 45 años que será el que detecte si el paciente presenta síndrome de deficiencia de testosterona y le hará un tratamiento individualizado.

Es importante tener en cuenta que a medida que la edad avanza es fundamental hacer revisiones con el Urólogo y vigilar la próstata.

© Urólogo Dr. Andrés Rodríguez